La Sierra de Atapuerca, en la provincia de Burgos, acoge uno de los yacimientos prehistóricos más importantes del mundo.

Los fósiles encontrados en Atapuerca arrojaron nuevas luces sobre la evolución de la especie humana, ampliando nuestro conocimiento para seguir el rastro de la presencia humana en la tierra.

¿Quiénes somos y de dónde venimos? Preguntas tan esenciales como estas solo se pueden responder gracias al estudio de evidencias históricas como las que se hallaron en la Sierra de Atapuerca y que hoy dan vida al Museo de la Evolución Humana (MEH), un centro que nace con la vocación de ser un referente museístico y divulgativo a nivel nacional e internacional.

En sus exposiciones e instalaciones se plantean los grandes temas que tienen que ver con nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro como especie.

Por ello, el MEH no es solo un museo de nuestros antepasados, sino también de reflexión sobre el presente de nuestra especie Homo sapiens, dotada de capacidades que nos permiten modificar el mundo.