Un espacio privilegiado para la ciencia

CosmoCaixa ocupa las instalaciones del que fue el primer Museo de la Ciencia interactivo de España, inaugurado en 1981.

Ahora, el nuevo CosmoCaixa ofrece más de 30.000 metros cuadrados de instalaciones dedicadas a la divulgación científica.

La historia empezó hace más de un siglo, en 1904, cuando el arquitecto Josep Domènech i Estapà construyó un edificio –siguiendo el estilo modernista de la época– para alojar el asilo Amparo de Santa Lucía, que estuvo en funcionamiento durante 75 años.

En 1979, la Fundación "la Caixa" encargó a los arquitectos Jordi Garcés y Enric Sòria una remodelación y ampliación del edificio para albergar el Museo de la Ciencia, que se convertía, así, en el primer museo interactivo de temática científica de España. La reforma posterior, con el fin de convertirlo en el centro CosmoCaixa, ha sido obra de los arquitectos Robert y Esteve Terradas. El nuevo centro abrió sus puertas el 25 de septiembre de 2004.

Durante el proceso de remodelación se conservaron y restauraron los muros de la antigua nave modernista de obra vista, ampliando de forma considerable las antiguas instalaciones, con un nuevo protagonismo del cristal y el acero. 

Con más de 50.000 metros cuadrados y 30.000 metros cuadrados edificados, la actual instalación ocupa un espacio cuatro veces superior al del primer Museo de la Ciencia. El nuevo espacio incluye nueve plantas, seis de ellas subterráneas, con luz natural, y una gran plaza pública con vistas a la ciudad.

caixaforum cosmocaixa fachada

caixaforum cosmocaixa plaza

caixaforum cosmocaixa interior

caixaforum cosmocaixa