Un centro de acción social de atención directa

Trabajamos para ofrecer la atención y recursos necesarios para ayudar a las personas en situación de pobreza de nuestro entorno y potenciar sus capacidades.

Visítanos
  • QUÉ HACEMOS

    Nos esforzamos cada día para compartir la realidad diaria de los más desfavorecidos y ayudarles a conseguir una vida digna y justa.

     

    Nuestros objetivos

    • Ofrecer una atención social individualizada a las personas que viven en situación de pobreza, paliando sus necesidades y dando el apoyo necesario para favorecer su inclusión social.

    • Trabajar en red con las entidades sociales del territorio y establecer una red de colaboración con otras instituciones y organismos.

    • Potenciar las capacidades personales.

    • Mejorar su calidad de vida y promocionar su dignidad y autonomía.

  • A QUIÉN SE DIRIGE

    Personas que viven en situación de pobreza y en riesgo de exclusión social.

  • CÓMO AYUDAMOS

    1.  Acogida

    Proporcionamos atención personalizada a las personas y/o familias, escuchamos activamente y realizamos una valoración inicial de los temas a seguir con ellas. 

    2.  Valoración social

    Estudiamos las necesidades y potencialidades, valoramos los informes de otros profesionales y observamos los indicadores de riesgo social y psicosocial.

    3. Plan de trabajo individualizado

    Atendemos las necesidades básicas de la persona y la incluimos en uno o más programas de atención social (pobreza infantil, integración laboral, etc.). La derivamos a otras instituciones, tanto públicas como privadas, para que colaboren en la recuperación de cada persona o unidad familiar.

    4. Seguimiento

    Desde el conocimiento de las personas, el realismo de sus propias vidas y desde la apuesta por cada una de ellas.

Alma, la red social social

jueves, 12 mar. 2020

Una casa donde volver a empezar

Hannan Serroukh tuvo que escapar de su casa cuando todavía era menor porque su padrastro quería casarla a la fuerza. En la Casa de Recés de la Fundación de la Esperanza encontró la seguridad de un hogar que la ayudó a reconducir su vida.

  • Más de 1.600 familias atendidas

  • Más de 90 mujeres acogidas 

  • Más de 980 nuevos empleados